Crecer es...

sábado, 5 de marzo de 2011

"La vida es un canto a la belleza, una convocatoria a la transparencia, cuando esto lo descubras desde la vivencia, el viento volverá a ser tu amigo, el árbol se tornará en maestro y el amanecer en ritual, la noche se vestirá de colores, las estrellas hablarán el idioma del corazón y el espíritu de la tierra reposará otra vez tranquilo". por Chamalú, Indio Quechua


Crecer significa, equivocarse.

Mi crecimiento personal e interno está ligado a la curiosidad innata, con el convencimiento de que siempre se está creciendo y evolucionando... pero, sobre todo, tiene que ver con las preguntas importantes y con el cuestionamiento de los convencionalismos sociales y las costumbres arraigadas culturalmente. 

No hay nada peor que tener que hacer las cosas por cumplir o por una obligación social impuesta, es cierto, que el ser humano vive en sociedad y como tal debe desarrollar ciertos hábitos de convivencia, ello nos hace humanos también y no podemos de repente ser seres asilvestrados, pero pienso que si una persona se cuestiona determinados "hábitos sociales y culturales arraigados" está dando el primer paso para marcar su propia personalidad y crecer.

Lo más importante de la vida no lo enseñan en el colegio ni en la universidad, lo aprendes con la experiencia vital desde dentro de una misma, la mejor escuela está en nuestro interior, porque nuestra sabiduría es la esencia de nuestro ser más profundo, tiene que ver con el crecimiento personal o interior: ligado a la inteligencia social y emocional, con la gestión de las emociones propias y las emociones de los demás, con el fortalecimiento de la autoestima o el amor propio, con la asertividad; al mismo tiempo, tiene que ver con el crecimiento espiritual: ligado al espíritu, a lo más profundo, al sentido de la vida, con el fortalecimiento de nuestro yo profundo, de nuestra humanidad, de nuestro poder de compasión, de la bondad, de la empatía, de la reafirmación como ser humano dentro del mundo.  

Crecer es, para mi, equivocarse, tropezar, no acertar, volverse a equivocar y volver a tropezar, pero tiene que ver sobre todo con volver la vista atrás y reconocer nuestra trayectoria como seres humanos imperfectos... y aceptarlo.


(by Amparei@2011)

P.D.: Para aclarar un poco este punto, transcribo unas palabras:

"Si de cada caída o error se puede aprender una lección, ¿por qué lo consideras un fracaso? Si eres capaz de extraer el mensaje que encierra, no habrás perdido. Cada vez que te equivoques, no pierdas el tiempo arrepintiéndote más de la cuenta, llorando o sufriendo. Obtén todo el conocimiento y experiencia de la acción que has llevado a cabo, levántate y continúa. Tienes todo un camino por recorrer y tú eres el único capaz de hacerlo.

<<El fracaso no existe. Simplemente, existen diferentes resultados. Sigmund Freud. >>

2 comentarios:

  1. yosoy dijo...:

    ESTOY DE ACUERDO CONTIGO,PERO NO SABEMOS O NO SOMOS CONSCIENTES DE QUE LA VERDADERA ESCUELA ES NUESTRO INTERIOR. ES ALGO DIFÍCIL DE EXPLICARLE AL MUNDO.

  1. La vida se aprende de dentro hacia afuera, desde luego. Lo de fuera tú lo tamizas según tu experiencia y apertura mental. Hace poco leí una frase que decía: "Vemos la vida tal como somos, no tal como es". Lo importante es ser receptivo y pensar por uno mismo, que nadie te piense nunca ni decida por ti. Gracias por tus palabras, son esclarecedoras.

Publicar un comentario

Por favor, incluir un comentario:

 
@mparei © 2011 | Designed by Interline Cruises, in collaboration with Interline Discounts, Travel Tips and Movie Tickets