La poesía y Lorca

viernes, 28 de octubre de 2011

Con el deseo de descubrir detrás de las palabras el contexto de un sueño que tiene un principio y un fin, este es mi intento de describir qué es la poesía en mi universo de constante aprendiz y obrera de la letra, éste es mi post más poético, homenaje a un genio andaluz.

Para mí, la poesía son los suspiros del alma hechos ritmo, música con cuerpo que engalana la mañana. Definir la poesía es encuadrarla dentro de un espacio y eso es imposible, porque la poesía flota sobre las nubes, te envuelve en terciopelo cuando te levantas, te coge de la cintura atrapándote, te columpia sobre las estrellas... pero, no se deja atrapar en un párrafo.

La cadencia de cada verso que crece y se desarrolla dentro del poema se abre a una esperanza que rejuvenece las sensaciones y que altera la respiración... si la sientes, la poesía puede producir en ti escalofríos y al mismo tiempo calor. El escalofrío de un helado que atraviesa tu garganta en verano después de salir de la piscina y el calor de una chimenea que chisporrotea y que da fuego al invierno que se derrite en las paredes.

Empecé a leer la poesía de Federico García Lorca (1898-1936) cuando yo tenía 13 o 14 años. Descubrí que de sus palabras germinaba la vida, su verde que te quiero verde o su Arbolé Arbolé, exprimía las hojas de los árboles, encanecía las copas de las montañas y hacia crecer en mi interior un interés o una curiosidad inusitada, me atrapaba la cintura su peculiar manera de dar forma y vida sílaba a sílaba. Siempre me ha gustado la música que atrapa el intelecto y sus palabras formaban coplas con sentimiento. Más tarde, descubrí sus obras de teatro que me resultaron muy impactantes, tanto Yerma como La casa de Bernarda Alma, te trasladan hacia unas desgarradoras situaciones, con la mujer como protagonista que hacía que el mundo femenino se pusiera en primer plano, era evidente que su alma se vestía de mujer cada madrugada.

Su pensamiento fue acribillado a balazos y nada desde entonces, ni su humor ni su risa ni su mirada, pueden ser restituidas, salvo en las delicadas ocasiones... cuando abres uno de sus poemarios y te encuentras con su sonrisa escondida en cada coma, entonces es cuando nada es yermo y todo reverdece.





Web Recomendada:              FUNDACIÓN LORCA





"Atrapa algo del sueño entre tus párpados,
si lo plantas en un cuaderno fértil,
crecerá hasta ser un niño
y tu podrás jugar con las palabras.
Tanta belleza se hace agua en los ojos
¡¡bebe de ti mismo en el poema¡"
del libro "Sabia vida savia. Manual de irrealismo pragmático"
Texto: Marías Gabriela Lovera Montero
Ilustraciones: Daniela Guglielmetti
Prólogo: Pablo Fernández Christlieb



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor, incluir un comentario:

 
@mparei © 2011 | Designed by Interline Cruises, in collaboration with Interline Discounts, Travel Tips and Movie Tickets