Vivir en el presente

miércoles, 19 de enero de 2011

Desciende a las profundidades de ti mismo, y logra ver tu alma buena. la felicidad la hace solamente uno mismo con la buena conducta, Sócrates.

El cerebro adulto tiene una gran capacidad de pensar en el futuro o preverlo y recordar el pasado. Los niños, por el contrario, son más felices porque todo cuánto hacen lo hacen pensando en lo que están haciendo, no piensan si después tienen que hacer tal o cuál cosa o si ayer estuvieron jugando con tal o cuál niño y se lo pasaron más o menos bien.

En muchas ocasiones me sorprendo a mí misma haciendo algo y pensando que tengo miles de cosas por hacer, proyecto en cierta forma, mi futuro próximo preocupándome inútilmente por las cosas que me quedan por terminar. En otras ocasiones, compruebo como el presente se queda difuminado cuando pienso que en días que ya han pasado hubiera hecho ésto, o cometí tal error.  De ésta manera, no nos centramos en lo que estamos haciendo y perdemos cierta dosis de felicidad, creo que somos más felices cuando nuestras acciones y nuestros pensamientos están en concordancia unos con otros, o por decirlo de otra manera, cuando estamos centrados realmente en lo que hacemos, en ese momento nuestro presente está vivo intensamente sin las interferencias del cerebro que intenta sabotearlo con recuerdos del pasado o con la proyección del futuro inmediato.

A continuación... 2 trucos para estar en el presente:

* Primero, intentar hacer una cosa sin hacer movimientos inútiles, p.e. centrarnos únicamente en ponernos el pijama sin hacer algo que no va a ningún lado, no estamos quitándonos el zapato mientras pensamos tengo que poner una lavadora y luego tengo que pensar en la cena y entonces vamos con un zapato puesto y otro quitado a la cocina y abrimos el frigorífico para darnos cuenta que lo que habíamos previsto hacer está a medias.

* Segundo, y esto es muy sencillo: coger una pasa, mirarla, sentir la forma, olerla, ponerla en la boca y pensar en todas las sensaciones que notas con la pasa en la boca, sentir si es pequeña, suave, dulce, centrarse en ello, masticarla despacio, sentir cómo se expande el sabor en la boca, sentir su textura y su aroma. Podemos extrapolar esto a cualquier acción que llevemos a cabo a lo largo del día, de ésta manera.... ganaremos un extra de felicidad al vivir en el presente.

(by Amparei@2011)
Todos los derechos reservados

2 comentarios:

  1. yosoy dijo...:

    me he reído con el lío del pijama,el zapato y la lavadora. es que somos así,no podemos parar un momento a hacer una sola cosa a la vez!que parece que se nos escapa el tiempo y eso es precisamente lo que estamos haciendo:perder el tiempo. stop. una paradita al día a maditar,a observar,a disfrutar...

  1. Una cosa cada vez!! Parece mentira lo sencillo que es y lo que nos cuesta llegar a experimentar la existencia tal cual es, segundo a segundo. Como decía el monje vietnamita Tich Nhat hanh, friegue un plato cada vez y la tarea no le resultará tan pesada.

Publicar un comentario en la entrada

Por favor, incluir un comentario:

 
@mparei © 2011 | Designed by Interline Cruises, in collaboration with Interline Discounts, Travel Tips and Movie Tickets